Jarra Iztueta

Jarra realizada en impresión 3D, contenedora de bolsas de leche fresca.

Se ha diseñado una jarra contenedora realizada en impresión 3D para la empresa láctea Iztueta, inspirada en la tradición lechera de caserío y sus productos de alta calidad, que cuidan desde la alimentación de las vacas con hierba de sus prados, hasta la mejor tecnología e innovación europea.

Iztueta, es una pequeña productora de leche situada en Lazkao, el corazón de Gipuzkoa, que necesitaba tener una jarra propia para contener las bolsas de leche, a modo de merchandising. Para regalar a sus clientes. El reto del proyecto básicamente era las pocas unidades que se querían fabricar y los condicionantes de usabilidad en locales de hostelería.

Aunque en un principio se pensó en formas y materiales tradicionales más enfocados en el Slow Design para mostrar que son una empresa con un fuerte componente tradicional con cuatro generaciones dedicándose a la producción de lácteos. Además de estar muy enfocados en una producción sostenible y con un arraigo fuerte a la tierra, después de muchas ideas y reuniones se pensó en que era mejor comunicar que también son una empresa innovadora. Que aun siendo una pequeña productora que no desea aumentar  la producción, si quiere hacerlo mejor, intentando innovar en todo el proceso productivo, desde el cuidado de sus pastos y el amor a la tierra con el que alimentan a las vacas, hasta la incorporación de un robot extractor de leche al que las vacas acuden cuando quieren ser ordeñadas. Por este motivo, pensamos en la impresión en 3D para su fabricación. Este sistema de fabricación aporta identidad y un carácter más innovador y por otro lado, permite una pequeña producción sin la necesidad de grandes inversiones.

En cuanto a su diseño, formalmente la jarra está inspirada en objetos contenedores tradicionales vascos, pero con formas actualizadas. Una sinuosa cintura recuerda a los antiguos útiles para transportar la leche. Por otro lado, no solo la forma evoca la función, sino que mejora el uso, tanto en la ergonomía del agarre, como en la sujeción de la bolsa por gravedad, haciendo vacío con el propio recipiente, con el beneficio de que no se derrame la bolsa cuando se inclina la jarra para servir.

Año: 2017

Fotos: Ana Telletxea

Producción: Arquimaña

Cliente: Iztueta